Ayotzinapa somos todos

©OCT2014Rafael Blancas C.-15
Manta con las fotos de los 43 estudiantes desaparecidos. Foto: Rafael Blancas

 

Por: Rafael Blancas

 

Usted ya sabe del caso que ha dado la vuelta al mundo como si fuera algo fácil de evitar para el Gobierno Mexicano. El número 43 ya se conoce, pero no se conoce a la mayoría de los responsables por el hecho que ha marcado al país. 43 familias sin saber en lo absoluto donde están sus hijos, quienes ese día planeaban realizar una colecta y con ello ir al DF a participar de las marchas del 2 de octubre.

Desde el 26 de septiembre, día en que fueron atacados por la policía de Iguala han detenido a 22 policías que según testigos (estudiantes) participaron en la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa.

Actualmente el alcalde de Iguala José Luis Abarca Velázquez se encuentra “prófugo” junto con su esposa María de los Angeles Pineda Villa, quien está acusada de tener redes con el crimen organizado y a quien la justicia señala como operadora del cártel Guerreros Unidos.

Por otro lado está el gobernador de Guerrero, Angel Aguirre River y a quien Chumel Torres del pulso de la republica denomina como “primo mexicano de Michelin” se le ocurrió la idea de pedir licencia y dijo “para fortalecer un clima que ponga la atención en la solución, el día de hoy (…)”. Es decir, en otras palabras “a ver cómo le hacen, ahí les dejo el changarro, yo me lavo las manos”, solicitud que fue aprobada.

En tanto, el día 4 de octubre la Procuraduría de Guerrero encontraba seis fosas clandestinas con 28 cuerpos, esto, a 30 minutos del lugar donde los normalistas fueron atacados. Sin embargo; después dijeron que siempre no eran los cuerpos de los normalistas.

Bueno, ¡¿entonces quiénes son?!, 28 cuerpos, sin reconocer.

Las movilizaciones en el territorio mexicano así como en otros países no se han hecho esperar. Pero no todas las marchas reúnen a cientos como en el centro y sur de México, no, no es así.

Un claro ejemplo es Ensenada, en donde se ha convocado a dos marchas a raíz de los normalistas desaparecidos. A la primera asistieron 105 personas y la segunda alrededor de 200. Pero esa cifra nunca será mayor, porque en Ensenada…nunca pasa nada.

Mientras que en Mexicali marcharon alrededor de 1200 personas, en Ensenada no pasan de 300, ¿Por qué?, no lo sé. Lo único que podemos hacer es manifestarnos en apoyo y solidaridad de los 43 estudiantes desaparecidos, quienes solo iban a botear, para marchar el 2 de octubre en la Ciudad de México.

(Con información de Animal Político y Excelsior)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s